viernes, 23 de marzo de 2007

Maldita Gripa!!!

Ahora no puedo escribir nada interesante, mas que quejarme por que me pegó la peor gripa que he tenido en años, lo mas absurdo es que es en plena primavera.
Es una enfermedad horrible por que el dolor de cabeza no me deja concentrarme, me aisla completamente de todos y ni siquiera puedo dormir por la fiebre y estornudos.

5 comentarios:

quique et alia dijo...

Algo interesante que podrías escribir es un sintomatorio (esta palabra creo que es inventada pero creo que se entiende lo que quiero decir) delirifaciente de la gripa.

el charo dijo...

delirifaciente...¿que te haga delirar? ja ja

Que te mejores.

quique et alia dijo...

Delirifaciente. Adj. Med. Capaz de producir delirio. || Med. m. Agente o droga que ejerce esa acción.

el charo dijo...

Es justo lo que yo dije; entonces quieres que el sintomatorio de la gripa de Alvarito te haga delirar.

Sí, Álvaro; me uno a Quique: ¡Quiero que tu sintomatorio me haga delirar! YA, lo necesito.

Alvaro dijo...

Hola, Gracias por escribir!
por fín tengo fuerzas para escribir un poco y la calentura ya bajó lo suficiente para dejarme concentrar (calentura por la enfermedad, no por el líbido).
Aqui les va el relato de mi enfermedad:
Comenzó el jueves en la noche (el mismo que pasaron las mil y una noches en el cineclub) con unos pocos estornudos pero tal vez estaba muy distraido con otras cosas como para sentirme mal. Dormí como si no estuviera enfermo y al despertar seguía un poco distraido, pero ya no podía ignorar que me sentía mal, un poco cansado y con fiebre, sin estornudos ni tos. Ingenuamente pensé que después de desayunar se me iba a quitar, pero la verdad es que fué empeorando y tuve que regresar a la cama peor de lo que estuve al principio.
No me sirvieron de nada medicamentos comúnes para gripe o calentura (el dolor de cabeza era realmente incapacitante).
Todo ese día estuve en un estado extraño como de bulto, era algo muy desagradable entre el sueño y la vigilia, Todavía podía distinguir entre qué soñaba y que sensasiones tenía en realidad pero podrían confundirse fácilmente. Además el sueño fué la misma imágen todo el día: me encontraba en un mundo amarillo-rojizo y mi cuerpo yacía tendido desnudo en el suelo conectado por alambres a una red cuadriculada de torres de alta tensión, cada dolor no era mas que una descarga de esa red.
A la noche mi temperatura había subido casi a 40 grados y la única forma de controlarla que encontramos fué cubrirme el torax con toallas mojadas (¿por qué no se me ocurrió ántes?, tal vez por que no podía pensar).
Justo al amanecer del Sábado me llevó mi madre a un hospital local que para mi sorpresa es mas barato de lo que se ve. Injustamente no me dejaron entrar por urgencias pero el médico me atendió muy rápido. Me dió la impresión de que los hospitales son como los modernos castillos de Drácula con la nueva mentalidad de los vampiros modernos de respeto a los derechos humanos, hasta pude ver unas victimas reducidas casi a calidad de gárgolas.
En fín, al médico le bastó con verme para saber de qué se trataba y qué medicamentos usar.
Recuerdo que al regreso estaba en el radio una canción que me gusta mucho con Dinah Washington y me lamentaba de no poder disfrutarla en ese momento.
Como predijo el médico tardé 2 dias solo en recuperar el control de la temperatura pero creo que ya lo demás es menor. Aún me sigo mareando un poco pero ya es insignificante.